En Bogotá, fútbol sí, pero no así

El plan de la Dimayor es que sus competiciones puedan reanudarse en la primera mitad de septiembre. El Gobierno Nacional, mediante el Ministerio de Salud, ya autorizó la puesta en marcha de las fases cuatro (entrenamientos colectivos) y cinco (partidos) del protocolo para el regreso del balompié profesional.

Ahora bien, ese regreso a los torneos depende también de la aprobación de las autoridades locales de cada ciudad donde ha de rodar la pelota. En el caso de Bogotá, la alcaldesa dijo, parafraseando, que “sí, pero no así”.

Claudia López dio una conferencia de prensa en la que anunció las medidas para afrontar la “nueva realidad” de la capital, tratando de controlar la pandemia del COVID-19, pero reactivando la economía. Dentro de esas determinaciones, que aplicarían desde septiembre hasta diciembre, la líder política autorizó en Bogotá la fase cuatro, pero no la cinco.

“Podrán hacerse entrenamientos colectivos de los equipos de fútbol. Vuelve el fútbol, pero con esa restricción; no vamos a tener partidos todavía. El clásico que todos queremos, todavía no podemos hacerlo, pero sí los entrenamientos”, afirmó la mandataria.

De esta manera, los cinco equipos profesionales del balompié capitalino, Millonarios, Santa Fe, La Equidad, Tigres y Bogotá, quedan con la incertidumbre de no saber si podrán competir en su plaza habitual.