El piso pélvico

Es importante lograr un correcto entrenamiento de esta parte de nuestro cuerpo

Por: Sonia Marra*

Foto: Proyecto abdómen

Se habla muy poco del suelo de la pelvis, aunque por suerte cada vez se está generando más conciencia sobre la importancia de incluirlo en los entrenamientos, porque más allá de las funciones de contención de las vísceras y control de esfínteres, es el piso de nuestro core.

 

Si realizamos un trabajo disfuncional, el piso pélvico se puede sobrecargar, pero en condiciones normales y saludables, hace equipo con el transverso abdominal y con el diafragma, para dar estabilidad a la columna y asegurar las demás funciones de una zona media integrada.

 

La activación del piso pélvico en conjunto con el resto del core, es más una cuestión de control neural y secuencias temporales, que de fuerza absoluta. Y esta idea debe guiar la manera de abordar su entrenamiento. Hay que pensar también que esta musculatura pélvica tiene que poder activarse y a su vez relajarse de manera equilibrada.

Se trata de músculos profundos, no tan sencillos de sentir, pero con paciencia y entrenamiento adecuado, se puede lograr. Foto: Proyecto abdómen.

Hay que estar muy atentos y cuidar esta parte del cuerpo, especialmente las mujeres, quienes luego de embarazos, partos o en la menopausia, sufren incontinencia o debilidad de la musculatura del suelo pélvico.

Ante la menor duda es recomendable considerar un control y evaluación de esta musculatura a cargo de un ginecólogo o kinesiólogo especializado.

La idea es entrenar debidamente para lograr un cuerpo funcional e integrado.

Y tú, ¿cómo sientes tu suelo pélvico?

* SONIA MARRA: Profesora de educación física, instructora de gimnasia artística y de gimnasia postural global. soniacemarra@gmail.com

Instagram:

  • Soniaentrenamiento
  • proyectoabdomen

Mira otro artículo de la autora: Correcta alineación postural.