Junior, campeón de la Liga, festeja la décima estrella

El punto blanco liquidó al equipo rojo

Junior Club se consagró campeón de la Liga BetPlay Dimayor al vencer en la final al Deportivo Independiente Medellín. Luego de haber ganado 3-2 como local en la ida, el conjunto costeño se dejó remontar la ventaja al perder 2-1 en la vuelta. Ese resultado hizo que el título se definiera en tiros desde el punto penal.

En un ambiente festivo espectacular por parte de la hinchada del ‘Poderoso’ en el Estadio Atanasio Girardot, el equipo rojo buscó impetuosamente la anotación con el cual igualaría la serie. Pero su rival no se metió atrás sino intentó hacerle frente al local y atacarlo.

El primer tiempo fue muy parejo en opciones de gol; ambos clubes hicieron siete tiros, cada uno con dos al arco. En ese contexto, el partido se desequilibró en una acción a balón parado ofensivo a favor del Medellín en el minuto 14: tiro de esquina cobrado por Edwuin Cetré y cabezazo en palomita de Joaquín Varela, quien se libró de la marca de Jermein Peña.

Luego hubo una jugada de gol anulada a Daniel Torres, capitán del Medellín y el mejor jugador del partido, por una mano previa cuando le quitó el balón a Emanuel Olivera. El mal desempeño de este defensa argentino le costó su salida de la cancha en el entretiempo.

Si el juego fue parejo en la primera mitad, en la segunda parte sí tuvo al local como dominador. En el minuto 54, tras un pase de Torres, Cetré disparó un zurdazo potente que superó al arquero Santiago Mele, quien quedó desubicado tras un desvío en Peña.

Con el envión por el segundo gol, Medellín pareció lograr el tercero con Yairo Moreno, pero el asistente de línea acertadamente señaló que estaba en fuera de lugar.

Desesperado por la inferioridad en el resultado global de la final, Junior entró en imprecisiones ante un rival que, sin renunciar al ataque, se organizó tácticamente para defender su ventaja. Arturo Reyes hizo cambios en el equipo ‘tiburón’, pero los jugadores que ingresaron a la cancha no lograron mejorías en el desarrollo del juego.

Pero en una jugada aislada, aprovechando una mala distribución de las marcas, la visita logró el descuento en el partido y el empate en la serie. Tras un centro englobado por parte de Déiber Caicedo desde la izquierda, en el segundo sector apareció en total libertad Vladimir Hernández, quien paró la pelota y ejecutó una volea muy buena para vencer al portero Andrés Mosquera Marmolejo en el minuto 90.

El gol de ‘Vlacho’ mandó la final a definición en tiros desde el punto penal. En esa instancia Carlos Bacca, máximo goleador de la Liga, abrió el camino para los ‘tiburones’. Inmediatamente después, Daniel Torres, quien había sido el mejor de la cancha en el desarrollo del juego, falló su cobro por una atajada de Santiago Mele.

De ahí en más todos acertaron sus disparos, y Leider Berrío ejecutó el último. Hace un año el Medellín, también en penaltis, perdió la final de la Liga contra el Deportivo Pereira, y esa vez Berrío también pateó el último penal.

Con este título, los ‘tiburones’ llegaron a su décima estrella, igualando la línea del Deportivo Cali, dejando atrás a Santa Fe, que tiene nueve. El Medellín se quedó en seis.

Array

    Envíenos sus datos y nos pondremos en contacto lo más pronto posible