Así se reanudará el fútbol colombiano

Luego de alcanzar un acuerdo para la desvinculación del ahora expresidente Jorge Enrique Vélez, la Dimayor se enfocó este sábado en definir lo relacionado con el regreso de las competiciones del Fútbol Profesional Colombiano. Mediante una Asamblea Extraordinaria, los clubes cambiaron los estatutos de la entidad para facilitar un marco legal en el que puedan ajustar las competiciones a la conyuntura generada por el COVID-19.

El formato de la liga

Para la Liga Betplay Dimayor se decidió acoger la propuesta del América de Cali. En lugar de empezar un nuevo campeonato, se continuará con el que ya estaba en curso. La Liga fue suspendida a mediados de marzo, cuando se habían jugado ocho fechas; entonces se retomará desde la novena jornada para cumplir con la fase todos contra todos.

 

Lo que sí cambia es el formato de competencia para definir a los finalistas. Ahora se clasificarán ocho equipos a las instancias decisivas, y se jugarán dos cuadrangulares. El ganador de cada grupo accederá a la definición del certamen.

 

La idea original era que solo cuatro equipos superaran la temporada regular y se jugarán dos semifinales. Esto era con el objeto de terminar la Liga 2020-I temprano para recibir en Colombia a mitad de año la Copa América, que finalmente fue pospuesta para 2021. Ya sin este apuro en el calendario, se optó por un sistema de cuadrangulares, que les da a más equipos la posibilidad de pelear por el título, teniendo en cuenta que esta vez solo habrá uno en el año.

 

Aunque se especuló que el resto de la liga se jugaría exclusivamente en el Valle del Aburrá o en el Eje Cafetero, se prefirió mantener los partidos por todo el país. Esto deberá contar con el visto bueno del Gobierno Nacional y las autoridades locales, al igual que la fecha de regreso del fútbol, que sería el 30 de agosto.

El descenso

También se decidió que la caída a la segunda categoría del fútbol colombiano seguirá funcionando como hasta ahora. Es decir, descenderán dos equipos de manera directa (sin promoción) y por el promedio acumulado a lo largo de los últimos tres años en las fases todos contra todos de la liga.

Cupos a torneos internacionales

A la fase de grupos de la Copa Libertadores del próximo año se clasificarán el campeón y subcampeón de la Liga Betplay Dimayor 2020. A las fases previas de este mismo torneo irán el mejor de la reclasificación que no haya llegado a la final y el ganador de la Copa Colombia, que continuará jugándose bajo el mismo formato que se tenía contemplado.

 

Tres de los cuatro cupos que tiene Colombia a la Copa Sudamericana serán por el orden de la reclasificación entre los clubes que lleguen a los cuadrangulares semifinales de la Liga.

 

La plaza restante se definirá de una forma bien particular. Los doce clubes que resulten fuera de los ocho mejores de la liga, serán distribuidos en tres cuadrangulares, donde lucharán por ganar su grupo o ser el mejor segundo. Los que alcancen tal mérito jugarán semifinales y, posteriormente, una final. El ganador jugará en 2021 ‘la otra mitad de la gloria’.

La B

Con un concepto similar al que se aplicó en la liga, se jugará la Copa Betplay Dimayor. Se reanudará desde el punto donde quedó hasta completar la fase todos contra todos sin juegos de vuelta. Los ocho mejores equipos accederán a los dos cuadrangulares semifinales y los ganadores de cada grupo jugarán la final.

 

El campeón ascenderá directamente a la máxima categoría del balompié nacional, mientras que el equipo que pierda la final se enfrentará en un repechaje al mejor de la reclasificación. En caso que no haya un club que le supere en la reclasificación, el subcampeón ascenderá directamente.

Otras decisiones

El punto crítico, como ya es costumbre en la Dimayor, es la liga profesional femenina. El asunto quedó pendiente para una próxima reunión a la que solo asistirán los clubes interesados en disputarla, lo cual produjo fuertes críticas por parte de las futbolistas.

También se decidió abolir las comisiones que se habían creado en el útlimo tiempo, como la de mercadeo luego de su fracaso en la negociación de los derechos de transmisión de las competencias de Dimayor por televisión internacional. Adicionalmente, se aprobó el ‘Fair Play’ financiero para controlar los gastos de los clubes, como ya ocurre en Europa.