La Liga Saludable. Una piel sin acné.

El querer de todos es tener una piel linda, sana, sin impurezas.

De hecho hay muchas personas privilegiadas que sin mayor cuidado tienen una piel hermosa, pero la mayoría debe mantener una disciplina de limpieza con muchos sacrificios para poder lograrlo. Una veces cuesta más, cuando la persona por problemas de hormonas, o de alergias, por ejemplo, además sufre de acné. El acné tiene diferentes orígenes y existen diversos tipos, pero la clave es asesorarse con especialistas que traten tanto el problema interno como el externo, de manera que se  logre curar este problema con los medicamentos y productos específicos para cada quien. En general, siempre los expertos coinciden en que por lo menos en el tratamiento externo las personas deben:

  • Limpiarse dos veces al día la piel con productos para piel grasa sin llegar a deshidratarla.
  • Usar maquillaje comedogénico que no obstruya los poros.
  • Proteger la piel del sol con un gel bloqueador que sea especial para piel grasosa o acneica.
  • No manipular los granos o imperfecciones para no favorecer la diseminación de las lesiones por el rostro.

La idea es que mejoremos cada día la calidad de vida con hábitos de vida saludables y dejemos el estrés porque éste también afecta la piel.