7 tips para esta Navidad – La Liga de la Nutrición

¡Prepárate para las fiestas!

Por: Andrés Zapata – @andreszapatanutricionista

Andrés Zapata. Nutricionista. Director Científico Motion Sports Nutrition Colombia.

Diciembre se convierte en el periodo donde las personas ‘pierden’ sus hábitos de alimentación y actividad física (Schoeller D, 2014; Zavala G, 2017).

Por eso hoy les comparto 7 tips sencillos para poner en práctica a partir de ahora.

1. CONTINÚA CON LA PRÁCTICA DE ACTIVIDAD FÍSICA.

Muchas personas suspenden la práctica de la actividad física por estas fechas.
Debes recordar que moverte genera  
péptidos anorexígenos, lo cual se traduce en un mejor control de tu apetito. En cambio, un comportamiento sedentario es igual a péptidos orexígenos, que generan un menor control de tu apetito.

2. SNACKS SALUDABLES A LA MANO.

Sabemos que será ocasión para recibir dulces, postres, ultraprocesados y demás. Si mantienes a la mano frutos secos, frutas, semillas y fuentes proteicas, todo será más sencillo.

3. CUIDA LOS TAMAÑOS DE PORCIÓN.

Aplicar la estrategia del plato pequeño para servir es supremamente válida. Toma de la mesa sólo lo que vas a comer y evita repetir.

4. PRACTICA LA ALIMENTACIÓN CONSCIENTE.

Come sentado, con plena consciencia y sin distracciones. Presta atención a tus señales de plenitud y minimiza las distracciones a la hora de comer. Masticar lenta y minuciosamente te permitirá reconocer mejor la señales de saciedad.

5. MANTÉN TU RUTINA DE SUEÑO.

No dormir lo suficiente, te hará tener más hambre, consumir más calorías y tener menor disposición para la actividad física, así que trata de trasnochar pocos días en este mes.

6. FAVORECE LA INGESTA DE PROTEÍNAS.

Las comidas navideñas suelen ser ricas en carbohidratos y grasas, pero bajas en proteínas. Consumir proteínas en cada ingesta del día puede ayudar a reducir dramáticamente la ingesta calórica al favorecer el control del apetito y brindar saciedad.

7. ASEGURA TU INGESTA DE LÍQUIDOS.

No consumir la suficiente cantidad de líquidos te puede llevar a tener falsas sensaciones de hambre o sed que a menudo se confunden con ganas de comer más alimentos o tomar bebidas azucaradas y alcohólicas. Asegura por lo menos 40 mililitros de agua por kilogramo de peso corporal.

Debemos cuidarnos, pero también disfrutar. No hay que perder de vista que se trata de un estilo de vida y no de fanatismo.

Aquí les dejo una de mis frases y filosofía de vida favoritas:

¡Quien come poco, come de todo!