A propósito del VAR

He tenido mis dudas con el uso del VAR, porque estoy convencido que no soluciona los problemas de interpretación que se pueden generar en una jugada.

Video assistant referee VAR. Vía Twitter: @FIFAcom

La acción hermenéutica es siempre una acción humana, nadie nos puede remplazar en ello. Es claro que en lo objetivo, es decir, si la pelota entró o no entró, si el jugador está adelantado o no, etc., la tecnología es definitiva en dictar un parecer contundente. Frente a la interpretación, me quedo más con la que se da en la cancha por los que están activos en la urdimbre del juego y no por aquellos que desde movimientos que en la vida no existe (recordemos que la vida nunca se vive en cámara lenta), hacen análisis y dictan sentencias.

 

Entiendo que no se puede vivir ni jugar a espaldas de la tecnología. Esta es una herramienta que busca ayudarnos a hacer que el desarrollo de la existencia sea más cómodo en todas sus dimensiones. Pero se tiene que afinar bien su participación y tener criterios aún más precisos de sus intervenciones. De hecho, creo que es necesario que algunos criterios para sancionar situaciones cambien, por ejemplo, el del fuera de lugar. No estoy seguro que estar adelantado por una nariz, le permita sacar ventaja de su posición para anotar #Sarcasmo.  Conversando con uno de los mejores analistas del juego del fútbol que conozco, Javier Castell, cree que la regla debe cambiar para que solo haya fuera de lugar cuando todo el cuerpo del jugador que ataca, esté totalmente adelantado. Esa es una buena posibilidad.

FIFA VAR En el Mundial de Rusia. Vía Twitter @FIFAcom

Soy prudentemente conservador con la esencia del juego, pero entiendo que las dinámicas sociales actuales exigen cambios en la manera de jugar. Por eso, las novedades que está implementando la FIFA en el torneo juvenil ‘Future Football Cup’, estas son, partidos de 60 minutos -lo que significan solo 30 minutos por cada tiempo-, pero que sean 60 minutos efectivos, para lo cual se detendrá el cronómetro, como en el baloncesto, siempre que la pelota no esté en movimiento; también hacer los saques de banda con el pie, como en el fútbol sala y la posibilidad de hacer cambios ilimitados, son interesantes, pero hay que verlas en función y darnos cuenta si afectan realmente la esencia del fútbol, a priori parece que no.

 

Mi papá decía que era un nuevo juego. No entendía que alguien celebrara un gol y a los dos minutos se le dijera que no era válido. Pero la verdad creo que es esa fidelidad creativa que nos exigen todas las realidades humanas. Lo importante es no olvidar que mucho del juego del balompié pasa por la interpretación humana, y allí siempre van a existir varias posibilidades y por lo mismo, discusiones. Y estoy seguro que eso lo enriquece mucho

Por: Alberto Linero