A costa de Ospina, el Barcelona avanzó

El conjunto catalán no tuvo problemas para imponerse en condición de local al Napoli en el juego de vuelta de los octavos de final de la Champions League.

La superioridad del Barça se vio marcada desde el principio. En el minuto 10, el defensa francés Clement Lenglet marcó el primer gol del compromiso con un cabezazo imponente que hizo inútil la estirada de David Ospina.

Después vino la exhibición de Lionel Messi. Promediando el primer tiempo, el argentino entró al área de Napoli y, tras eludir varios rivales, venció al arquero colombiano con un remate al segundo palo. Ospina alcanzó a desviarla, pero no lo suficiente para impedir el 2-0.

Al minuto 30, Messi recibe nuevamente el balón en el área, lo baja de pecho y vence a Ospina. Sin embargo, la jugada es revisada por el VAR, que polémicamente sanciona mano de ‘La Pulga’ al momento de controlar el balón. La jugada de gol fue anulada.

Cuando caía el telón del primer tiempo, Kalidou Koulibaly derriba involuntariamente a Messi en el área. Tras revisión del VAR, el árbitro decreta penalti. El goleador uruguayo Luis Suárez cobra y anota el tercero del Barcelona.

Tres minutos más tarde, el belga Dries Mertens cae en el área de Barcelona tras una falta de Ivan Rakitic; penal a favor del Napoli que Lorenzo Insigne cambia por gol.

El primer tiempo terminó con ventaja de 3-1 para el Barcelona.

La segunda parte transcurrió sin mayores emociones. Napoli buscó un segundo gol que abriera la serie, pero la diferencia ya era definitiva.

Así el Barcelona, que había empatado 1-1 en la ida en Nápoles, avanzó a los cuartos de final con resultado global 4-2. Su próximo rival será el Bayern Múnich, que superó al Chelsea.