¿Se repite el Tour esloveno?

Terminó el Critérium de Dauphiné, donde varios de los aspirantes al podio en el Tour de France mostraron sus cartas. A diferencia de años anteriores, no fue una competencia tan emocionante y resultó siendo una carrera muy bien controlada por el equipo Ineos-Grenadiers. Con dos líderes, corrió de forma inteligente y terminó ubicando a Richie Porte en lo más alto del podio, donde estuvo acompañado por su compañero Geraint Thomas, que ocupó el tercer escalón.

El Dauphiné no contó con la participación de los dos máximos aspirantes al título del Tour de France. Los eslovenos no asistieron a la competencia y guardaron sus cartas para la gran ronda gala. Sin embargo, se da por descontado su poderío y se considera que serán los llamados a disputar la carrera codo a codo, como sucedió el año pasado.

Si efectivamente sucede que Primoz Roglic y Tadej Pogacar definen el título entre los dos, habría otra pelea por el tercer escalón del podio, disputa en la cual aparecen varios nombres importantes. El Ineos pone a Porte, Thomas y Richard Carapaz. También están los franceses Julian Alaphilippe y Guillaume Martin, los neerlandeses Wouter Poels y Wilco Kelderman, el alemán Maximilian Schachmann. Desde luego, también habrá una armada colombiana, de la cual hablaremos más adelante.

La incógnita está en ver el poderío del equipo Jumbo-Visma, y si podrá dominar al Ineos, que se ha visto muy fuerte en el Giro de Italia y en el Dauphiné, teniendo el control de las competencias en las etapas claves, con lo cual ha llevando a sus capos a ganar las carreras que han disputado.

La lucha por el título será muy emocionante porque tendremos nuevamente a los eslovenos disputando el título. Será la oportunidad para Roglic de vengarse de la derrota del año anterior, cuando perdió el título en la contrarreloj individual de la penúltima etapa. Pogacar tratará de estar muy concentrado para no tener sorpresas como la del año anterior, cuando perdió tiempo por un abanico en la séptima etapa y tuvo que venir desde atrás para terminar imponiéndose en aquella crono de ensueño.

Además de dos contrarrelojes que suman 58 kilómetros, este año tendremos la doble subida al Mont Ventoux y los finales en el Col de la Colombiere -con un breve descenso en el remate- en los Alpes, Col du Portet en los Pirineos, y Luz Ardiden, con paso previo por la ya conocida y emocionante subida al Tourmalet.

Entre los colombianos tendremos a ‘Supermán’ y Rigo como nuestros grandes representantes. El primero tiene muchas oportunidades para pelear por el tercer escalón del podio, pues ya demostró en el Dauphiné que está recuperando la forma luego de la caída que tuvo al cierre de la temporada anterior y de haberse contagiado de COVID-19 empezando este año. Tiene un equipo que confía en el y donde contará con la ayuda de Alejandro Valverde y Enric Mas. Lo de Rigo siempre es una incógnita; este año no lo hemos podido ver en competencia, pero se sabe de su capacidad y de la inteligencia con que corre las carreras de tres semanas. Nos podría dar una alegría ubicándose en el top 5 de París. Otras cartas son Nairo Quintana y Esteban Chaves.

No es fácil predecir qué va a pasar al final de la carrera, pero sí es posible confiar en que vamos a tener otro gran Tour lleno de emociones y una carrera que se va a disputar de principio a fin. No se pueden dar ventajas y tocará aprovechar las oportunidades que se presenten para meterle tiempo a los rivales. Me gustaría aventurarme a dar mi top 3 para la carrera: mi campeón es Pogacar, segundo, Roglic, y tercero, ‘Superman’ López. Veremos si no estaba equivocado y si le pegué al resultado del que será uno de los mejores Tours de la historia.

Por: Mauricio León