Unos Olímpicos llenos de gloria

Estamos viviendo unos Juegos Olímpicos atípicos por la falta de público, pero llenos de emoción y con resultados muy positivos para nuestros deportistas. De hecho, hemos tenido varias sorpresas con resultados muy alentadores en deportes en los que es muy complicado figurar.

La primera noticia positiva la tuvimos en las piernas de Rigoberto Urán, quien demostró toda su capacidad en una carrera muy inteligente en la que siempre estuvo atento y luchó hasta donde sus condiciones lo permitieron. En la prueba de ruta terminó con un honroso octavo lugar, el cual revalidó en la contrarreloj, donde se dio el lujo de competir con grandes especialistas, como Primoz Roglic y Tom Dumoulin, para terminar con un segundo diploma olímpico por otro octavo puesto.

El levantamiento de pesas nos tiene acostumbrados a grandes resultados. A pesar de llevar un equipo disminuido por los problemas de dopaje ya conocidos, encontramos la excelente noticia de la medalla de plata conseguida por Luis Javier Mosquera en los 67 kilogramos. Registró 331 kilos levantados en total, un gran desempeño que incluyó un récord olímpico parcial que luego fue superado por el chino Lijun Chen, quien le ganó el oro. La ilusión se mantuvo con Mercedes Pérez, quien luchó hasta el final en la categoría de 64 kilogramos, pero su esfuerzo no le alcanzó para subir al podio y finalizó en el cuarto lugar, a tres kilos de la medalla de bronce. Por último, Brayan Rodallegas logró el quinto puesto en los 81 kilogramos, cerrando el balance de la halterofilia con una medalla y dos diplomas olímpicos.

Luis Javier Mosquera se santigua con su medalla de plata en Tokio 2020. Foto: Chris Graythen / Getty Images vía AFP

Vinieron las pruebas de ciclismo BMX y otra nueva ilusión para Colombia con Mariana Pajón, nuestra doble campeona olímpica, quien con su alegría y capacidad técnica fue avanzando en las rondas previas para ubicarse de nuevo en la final olímpica. Mariana nos dio la alegría de luchar hasta el final en una carrera espectacular en la que fue recuperando posiciones para finalizar en un segundo lugar que sabe a oro por todo lo que tuvo luchar para llegar a estos Olímpicos. También brilló Carlos Ramírez, quien con inteligencia fue superando cada una de sus series para llegar a la final, y la corrió con una astucia digna de un corredor de su nivel. El colombiano estuvo muy atento y aprovechó una caída de un rival para meterse en la pelea por las medallas y colgarse nuevamente la de bronce.

Llegó el atletismo y nos encontramos con una gran actuación de Mauricio Ortega, un séptimo lugar en el lanzamiento de disco, siendo el primer colombiano que obtiene diploma olímpico en esta modalidad. También en el deporte base, vimos con su carisma y entrega a Caterine Ibargüen cerrar su carrera deportiva. Falta ver lo que suceda con Anthony Zambrano, que está en la final de los 400 metros planos estableciendo récord suramericano en semifinales; ya ganó diploma y seguramente irá al podio. También se espera lo que suceda en la marcha con Éider Arévalo y, en menor medida, Sandra Arenas.

También hubo diplomas olímpicos en golf, con Juan Sebastián Muñoz; en tenis, con los doblistas Robert Farah y Juan Sebastián Cabal; en taekwondo, con Andrea Ramírez; en boxeo, con Céiber Ávila, Jenny Arias e Íngrit Valencia. En este último deporte se espera lo que pueda lograr Yuberjen Martínez, que está en cuartos de final, con diploma asegurado y expectativas de ganar medalla.

Muy pocos saben el esfuerzo y los sacrificios que implica para un deportista llegar a unos Juegos Olímpicos. Ya estar en Japón es un premio para nuestros deportistas; para llegar a Tokio tuvieron que hacer parte de un ciclo olímpico de cinco años que estuvo lleno de dificultades. Una pandemia afectó la preparación de muchos de ellos y les impuso un cambio en su preparación, la cual se tuvo que alargar un año más por el aplazamiento de los Juegos del 2020 para el 2021.

Nuestros deportistas nos siguen llenando de gloria; nos muestran que no existe nada imposible y que están a la altura en cada una de sus disciplinas. Con muchas limitaciones logran sobreponerse a las dificultades y dejan su nombre y el del país muy en alto.

Por: Mauricio León