La irregularidad de las ligas

Los casos de España, Inglaterra e Italia

El fin de semana se jugaron varios partidos importantes en las diferentes ligas de Europa, juegos que definían títulos, cupos a Champions y Europa League. Tuvimos resultados inesperados que siguen dando emoción a los diferentes torneos y que demuestran la irregularidad que están viviendo los equipos como consecuencia de la dureza del calendario, las lesiones y el COVID-19.

La Liga española generó mucha expectativa porque estaba en juego el título con partidos entre los cuatro primeros equipos del campeonato. Hubo un duelo directo entre el primero y el segundo: Barcelona vs Atlético de Madrid. Se esperaba un resultado que pusiera al rojo La Liga, pero el Barcelona no aprovechó su condición de local y terminó cediendo un empate que vuelve a dejar al equipo de Diego Simeone con la primera opción de coronarse campeón. Esto también se debe a que el Real Madrid no sacó ventaja de la igualdad entre culés y ‘colchoneros’ porque también empató frente al Sevilla, el último equipo en la disputa por el título. En conclusión, no se sacaron diferencias y la tabla de posiciones sigue igual, pero con el Atlético como el único club que depende de sí mismo para coronarse campeón.

Dos goles derivados de asistencias de Toni Kroos salvaron al Real Madrid de perder como local contra el Sevilla. Foto vía Twitter: @realmadrid

En la Premier League, el Manchester City tenía la oportunidad de coronarse campeón frente al Chelsea, y no la aprovechó porque su técnico, Josep Guardiola, decidió rotar el equipo, y porque Sergio Agüero, en un exceso de confianza, decidió cobrar un penal a lo Panenka que terminó en las manos del portero Édouard Mendy. El Chelsea ganó el partido y, de paso, le metió presión al City de cara a la final de la Champions League, que van a jugar en un par de semanas. El Everton, que había perdido puntos importantes que lo alejaron de la pelea por los cupos europeos, le ganó el juego al West Ham, que necesitaba ganar para acercarse al Leicester en la pelea por un cupo en la próxima Champions, y ahora vuelve a tener opciones de luchar por uno de los cupos a Europa League.

La Serie A, que ya coronó campeón al Inter de Milán luego de nueve años de hegemonía de la Juventus, tenía un duelo clave por acceder a los cupos de Champions entre la Juve y el Milan. El resultado no pudo ser peor para los de Turín, que volvieron a perder y quedaron fuera de los puestos de clasificación al mayor torneo continental. Ahora el Atalanta es segundo, con los mismos puntos pero mejor diferencia de gol que el Milan, y Napoli es cuarto.

El colombiano Juan Cuadrado, de la Juventus, deja la cancha mientras sus rivales celebran el triunfo. Foto vía Twitter: @acmilan

Estos partidos nos muestran el estado actual de los equipos, que están llegando al final de la temporada al límite de sus posibilidades, con poca capacidad de acción y sin mucha energía para disputar los encuentros a pesar de su importancia y de lo que se están jugando. Es entendible que el City guardara sus mejores jugadores para la Champions y no definiera de una vez la Premier League que ya tiene prácticamente asegurada. Pero es insólito lo que pasa con el Barcelona, que no encuentra respuestas con jugadores muy desgastados como Pedri, o que el Real Madrid no tenga la claridad para ir a ganar el partido clave para encaramarse en el campeonato aprovechando el empate de sus rivales. Lo de la Juve tampoco tiene explicación; cuenta con el goleador del Calcio, Cristiano Ronaldo, y ni siquiera eso le alcanza para meterse entre los cuatro primeros de una liga que había ganado nueve veces seguidas.

Con un panorama como el que estamos viendo, tendría sentido evaluar la duración de los torneos y la cantidad de partidos que se están jugando, especialmente porque los jugadores tuvieron muy poco descanso entre la temporada anterior y la actual. Luego vendrán la Eurocopa y la Copa América; así que van a volver a iniciar las ligas de la próxima temporada con muy poco descanso, y seguramente vamos a tener un curso 2021-2022 con jugadores muy cansados y con muchas lesiones.

Los torneos van a continuar de la misma forma, e incluso se van a jugar más partidos por el nuevo formato planteado para la Champions; así que es posible que en algunas ligas veamos cierta irregularidad y campeonatos mucho más apretados, lo que traería más emoción pero un nivel más bajo.

Por: Mauricio León