El polémico hotel donde permanece Djokovic

El serbio deberá esperar en un hotel utilizado para albergar refugiados y hasta contagiados por COVID-19.

En una novela con tinte diplomáticos se ha convertido la participación de Novak Djokovic en el Abierto de Australia, primer Grand Slam del año que dará inicio desde el próximo 17 de enero.

Ante la negativa del gobierno australiano de permitir el ingreso de ‘Nole’, el equipo del serbio apeló con éxito su deportación inmediata y solicito espera hasta el próximo lunes 10 de enero, la cual fue aceptado, sin embargo, con la condición de que el serbio permanezca aislado en el Park Hotel de Melbourne.

La nueva polémica del caso tiene que ver con las condiciones y antecedentes del hotel en donde permanece el número 1 del tenis mundial. Según fuentes relacionadas con el caso, el lugar es usado para albergar refugiados y detenidos de lugares como Papua Nueva Guinea, la isla de Manus, Nauru o Irak.

Pero quizá lo más grave y paradójico del caso, es que el sitio ha sido foco del avance del COVID-19 en esa zona de Melbourne, especialmente en octubre del 2020, año en el que además fue usado como ‘centro de cuarentena en Australia’..

Según aseguró el diario The Guardian, solo en octubre, el personal que labora en el hotel y algunos ocupantes dieron positivo para COVID-19, considerando que era un lugar tipo ‘incubadora del virus’.

Además de esto, también están las condiciones en las que residen en el hotel, compuesto por área comunes como cocina y espacios en donde es difícil garantizar el distanciamiento. 

Como si fuera poco, el contexto está rodeado por mensajes polémicos que denotan la esencia a la que probablemente haya sido sometido el lugar, tal como el mensaje de “30 niños están encerrados aquí y llevan 3092 días torturados”, escrito en una de las paredes del hotel.

Esta situación ha despertado el malestar entre el gobierno serbio, la prensa de ese país y los fanáticos de Djokovic, quienes exigen que al tenista se le apruebe su solicitud de permanencia en la casa que alquiló mientras participa en el Abierto de Australia de este año.

Según el periodista serbio Sasha Ozmo, las condiciones del hotel y el trato al que sido sometido Novak es reprochable e incluso inhumanitario:

“A #Djokovic se le ha negado la solicitud para pasar su período de cuarentena en un departamento alquilado donde se encuentra su equipo. Aún no tiene su billetera y sus pertenencias están en el aeropuerto. Algunos bichos en su habitación también” indicó el comunicador.

Esta polémica ha generado por supuesto una reacción de los aficionados al tenista serbio, quienes se han aglomerado en el Park Hotel para mostrar su apoyo por Novak Djokovic mientras se define su futuro de aquí al lunes 10 de enero, donde se confirmará o no su permanencia en territorio australiana. Algunos de ellos se manifiestan de forma pacífica con mensajes de ‘Stay Strong’, cantos y velatones; y otros con altercados con la policía local.

Rafael Nadal, uno de los posibles rivales más fuertes de ‘Nole’ en el Australian Open, aseguró que el serbio ‘sabía las consecuencias a las que se sometería’ añadiendo una frase que levantó más polémica “el mundo ya ha sufrido bastante como para no seguir las reglas”

Solo hasta el lunes 10 de enero se sabrá si finalmente Novak Djokovic deberá regresar a su país y olvidarse del Abierto de Australia, o si finalmente la exención recibida a comienzos de la semana la permitirá participar y buscar el décimo torneo de este tipo y el récord de más ‘Grand Slam’ ganados con 21.

Lo que sí es cierto es que este episodio quedará guardado en la memoria del tenis mundial.