El regreso de Barcelona, de la mano de Lewandowsky

El equipo de Xavi muestra buena pinta

El Barcelona inicio con dudas la temporada, pero muy rápido se acomodó el equipo y hoy ya juega a un gran nivel.

Tiene una plantilla suficiente para poder rotar jugadores, no perder el estilo de juego y está generando una sana lucha entre varios que buscan ganarse un puesto en el equipo titular.

Claro está que todavía no se ha enfrentado a un gran rival ni lo han exigido mucho en defensa, que es tal vez la debilidad más grande que tuvo la temporada pasada y en la que se han requerido más refuerzos.

El Barsa se enfrenta esta semana a una verdadera prueba cuando visite a uno de los mejores equipos de Europa y tal vez el que genera mayor fútbol ofensivo en la actualidad.

Bayern Múnich lo espera por la segunda fecha de la fase de grupos de la Champions League, en un partido que tiene muchas cosas en juego, pero sobre todo un condimento muy especial con el regreso de Robert Lewandowsky al Allianz Arena.

El partido será el primer examen para Xavi contra a un gran equipo, que en los últimos años ha tenido grandes presentaciones ante al Barcelona.

Además, querrán mostrarle a su exgoleador y figura que se equivocó dejando a un gran equipo para ir en busca de nuevos retos, en un conjunto que está en construcción y en los últimos años ha estado muy lejos de la elite mundial.

El polaco en muy poco tiempo ya se consolidó como figura y líder de su equipo. Se nota la capacidad de liderazgo que tiene y ha logrado que sus compañeros lo identifiquen no solo como referente de ataque, sino también como guía para las jóvenes promesas que están en busca de la consolidación.

En un grupo en el que se había perdido el liderazgo, ha sido fundamental y se nota cómo sus compañeros lo ven como el líder natural, porque se necesitaba un referente de estas características.

El Barcelona tendrá que hacer un gran partido para contener el ataque alemán, que ahora no tiene a Robert, pero sí a Sadio Mané y otras grandes figuras como Müller y Sané.

Todos ellos han dado un paso al frente y a pesar de la salida de Lewandowski, han mantenido el poder goleador de un equipo que siempre busca ganar y esta vez tendrá una razón más para hacerlo.

(Planean aplazar más partidos en Inglaterra)

La salida de Lewandowsky se dio de forma amistosa, aunque pesó mucho su negativa de continuar en el equipo que le dio la gloria en Europa.

Seguramente muchos aficionados no estarán muy contentos de verlo en su estadio vistiendo otra camiseta que no sea la del Bayern y empujarán al máximo a su equipo para que se imponga ante un rival al que le ha ganado fácilmente en los últimos años en la Champions.

El Barcelona llega con un gran plantel y reforzado por los últimos resultados, que lo avalan como un equipo goleador, algo de lo que careció la temporada pasada y le ocasiono muchas dificultados que no le permitieron responder en los momentos claves, como le sucedió en la fase definitiva de la Europa League cuando quedo eliminado a manos del Eintracht Frankfurt. En defensa daba muchas ventajas, pues nunca pudo consolidar una pareja de centrales que le diera garantías.

Las cosas ahora son distintas porque Xavi tiene muchas opciones y parece haber consolidado a Eric Garcia. Además, con la llega de Kundé, tiene un compañero de lucha en la zaga.

Con tantos condimentos se espera un gran partido, un encuentro lleno de emociones y de buen fútbol, algo que esperan los seguidores españoles y alemanes.

Ojalá tengamos un gran encuentro de fútbol y podamos disfrutar de dos grandes equipos que tienen jugadores y fútbol para brindarnos un buen espectáculo.

Xavi no la tiene fácil, pero este puede ser el comienzo de una gran historia en Europa.

Veremos de qué es capaz este nuevo Barcelona y si le alcanza para salir bien librado de territorio alemán.

Es tan solo el segundo partido de la fase de grupos, pero este puede condicionar muchas cosas en este nuevo equipo. Nos espera un gran espectáculo el martes en Alemania.

Mauricio León López