Everton se interpone al Wolverhampton en partido reñidísimo

Casi no logran cerrar la victoria

James involucró a su equipo desde el principio del partido. En los primeros minutos, realizó un pase perfecto a Lucas Digne que derivó en un gol de Alex Iwobi en el minuto 6, quien remató con la derecha desde el centro del área para el 1-0.

Sin embargo, la alegría no le duraría mucho al Everton, pues los lobos marcarían el 1-1 en el minuto 14 con un excelente pase del lateral izquierdo que Rúben Neves supo rematar, aprovechando la pobre defensa que le hizo el Everton al tiro de esquina.

James continuó el juego de equipo con Iwobi, logrando una buena asistencia en el minuto 19 que resultó en un tiro abierto para su compañero que desafortunadamente no pudo definir.

El resto del primer tiempo fue asfixiante para el Everton, con el Wolverhampton en posesión del balón constante, atacando sin cuartel al equipo azul. Las pocas oportunidades que tuvo el Everton de pasar el balón de la mitad del campo resultaron en ataques fallidos. Esto se vio reflejado en las estadísticas al final del tiempo con 7 tiros al arco para el Wolverhampton y solo 2 para el Everton.

La historia del segundo tiempo no fue muy diferente en el comienzo, con varias faltas de parte de diversos miembros del Everton y largas posesiones del balón por parte del Wolverhampton.

El empate por fin se rompió después de repetidos intentos con un cabezazo de Keane en el minuto 76 después de un tiro de esquina.

Fue un partido luchado, con buena defensa por parte de ambos equipos y que, con perseverancia y ganas, terminó ganando el Everton.