El extraño y noble gesto del Bucaramanga

'Pecoso' Correa fue el abanderado

Antes del partido frente a Patriotas por la fecha 17 de la Liga Betplay Dimayor, los jugadores del Atlético Bucaramanga se taparon las orejas durante algunos segundos en la formación de los actos protocolarios.

Algunos pudieron pensar que se trató de una protesta, pero en realidad fue un gesto relacionado con el día mundial de la concienciación sobre el autismo. Esta ocasión en realidad fue el 2 de abril, pero el equipo ‘Leopardo’ solo pudo realizar el gesto hasta ahora porque este fue su primer partido desde esa fecha.

El nombre científico de esta condición es trastorno del espectro autista (TEA), y es un desorden agudo del desarrollo que afecta la capacidad de comunicarse y relacionarse con otras personas. Quienes lo padecen suelen taparse los oídos porque tienen hipersensibilidad auditiva, es decir, escuchan los sonidos más fuertes de lo que realmente son.

Es por esta razón que los jugadores del Bucaramanga se cubrieron las orejas, imitando este comportamiento como un llamado a la sociedad para conocer este trastorno y ser tolerante e incluyente con quienes lo tienen.

Precisamente Andrés Felipe Correa, defensa del equipo santandereano, conoce el asunto de primera mano porque Juan José, su hijo, es autista.