Un comienzo desalentador en la Liga de España

El nivel actual está bastante lejos de lo visto hace unas temporadas

Regresó la Liga de España y con ella los partidos aburridos y que se definen por un gol o un error del equipo rival.

Los equipos llamados grandes siguen mostrando muy poco en un torneo que es dominada por el Atlético de Madrid que tiene 38 puntos con dos partidos menos que el Real Madrid, que tiene 36 puntos y la Real Sociedad que tiene 30 puntos y tres partidos más; como vamos y si las cosas no cambian, los ‘Coclchoneros’ van a ganar sin mostrar mucho y con una amplia diferencia.

Una liga en la que se espera mucho de sus figuras, las cuales deberían estar dando espectáculo y generando gran fútbol para el deleite de sus fans, pero por el contrario los someten a juegos con muy poca emoción en el que sobresalen los planteamientos defensivos; la necesidad de no salir goleado termina siendo mucho más importante que plantear un partido tácticamente en el cual se aprovechen las virtudes de los jugadores.

Hace unos años daba gusto ver los partidos de la liga española. El Real Madrid, Barcelona y el Atlético se disputaban el título y daban un gran espectáculo en cada partido que jugaban, cada uno con una forma muy diferente de ver el fútbol, pero siempre pensando en agradar a los espectadores y en sacar lo mejor de sus jugadores.

Pero eso fue desapareciendo, las grandes figuras comenzaron a migrar hacia otras ligas en busca de nuevos retos y los que han llegado no han dado la talla como Hazard en el Real Madrid y Griezmann en el Barcelona.

Con este nivel de juego que tienen los equipos españoles no será raro verlos por fuera de La Champions en octavos de final, cuando enfrenten con equipos como el PSG, Atalanta y Chelsea, que están jugando a un nivel mucho más alto que lo que estamos viendo en España.

Un panorama desalentador para los fans del Real Madrid y Barcelona, acostumbrados a ver como sus equipos se paseaban y competían al máximo nivel en La Champions, y ahora sufren viendo como hacen un gol y cada ataque del equipo rival se vuelve en un suplicio; así se la pasan haciendo fuerza durante el resto del partido para que no les empaten.

Tiene mucho trabajo por delante sus entrenadores, quienes en menos de 45 días tendrán que poner sus equipos a punto para darle la vuelta a triste panorama y ser competitivos en la Champions, de lo contrario podrían ser eliminados prematuramente su competición favorita y la que todos quieren ganar.

Tendremos que esperar un par de semanas o un par de partidos para ver la reacción de estos ‘gigantes’ y ver si su historia y su calidad futbolística reaparecen en la memoria de sus jugadores y de sus técnicos, para ver si son capaces de llevar a sus equipos al lugar que merecen.

El camino más complejo lo tiene Ronald Koeman, quien no ha podido encontrar ni el equipo ni el sistema táctico que haga brillar a su equipo y que le quite responsabilidad a Lionel Messi, pues a la fecha sigue siendo 100% dependiente del astro argentino.

Por el lado de Zinedine Zidane, ya encontró su once ideal y entendió que no tiene espacio para rotaciones, así que su problema sigue estando en la ausencia de Ramos y la fragilidad del costado izquierdo en donde Marcelo y Mendy no dan muchas garantías.

Por último, el Atlético seguirá fiel a su estilo y ahora sin Diego Costa tendrá que seguir dependiendo de su goleador Luis Suarez, quien a la fecha ya lleva 9 tantos y es el máximo anotador del equipo.

Veremos que nos trae el futuro, por ahora seguir esperando que aparezca el fútbol y tengamos un mejor espectáculo en la Liga.

Mauricio León L.