El adiós a Maradona

De diez a diez, el adiós a un dios

El fin de semana vimos diferentes homenajes a Diego Armando Maradona.  En los estadios de todo el mundo se iniciaron los partidos con minutos de silencio e imágenes del ‘Pelusa’.

Pero tal vez el homenaje más cercano para Maradona se vivió en el Camp Nou, donde el Barcelona enfrentó al Osasuna en busca de tres puntos que lo pusieran nuevamente en carrera por La Liga. En el estadio estaba la camisa del astro argentino como un presagio de lo que venía. Recordemos que Maradona tuvo un paso por el equipo catalán.

Todos los fanáticos del futbol esperábamos que Messi hiciera un gran partido y le pudiera dedicar al Diego un gol como homenaje de despedida. El Barcelona, guiado por ‘La Pulga’, jugó un gran partido; el rosarino se vio muy activo, con ganas de jugar, y liderando a su equipo hacia la victoria.

El estadio vacío pero iluminado por la 10 de Maradona presagiaba lo que venía. Era como si el crack argentino estuviera en ese campo liderando al Barcelona e invitando a los jugadores a dar un gran espectáculo.

En el minuto 29 se vio una jugada muy parecida a “la mano de Dios”: un rebote que da el arquero le pega a Braithwaite en la rodilla, Messi se levanta para cabecear y estira su brazo. Sin embargo, el gesto fue solo para acompañar el ingreso del balón en la red de Osasuna. Fue necesario verlo en el VAR para comprobar que ‘Leo’ no había tocado el balón y que su mano solo guió la entrada a la red como un saludo a Maradona.

Messi siguió comandando al Barcelona en busca de un gol, y aunque su pelota no llegaba a la red, tenía tantas ganas de lograrlo que generó varias ocasiones que finalizaron sus compañeros. Se vio un Barcelona con una actitud de juego muy diferente a la de encuentros anteriores, y recuperando a dos de sus figuras, Griezmann y Coutinho, quienes se vieron disfrutando del encuentro y mostrando su talento. Si bien fue un partido frente a un rival de poco peso, sirve para consolidar las líneas del equipo.

Pero lo mejor estaba guardado para la parte final del encuentro; Messi nos tenía una gran sorpresa. En el minuto 73 sacó de su sombrero de trucos un espectacular golazo con un zurdazo cruzado desde fuera del área. Qué mejor tributo a Maradona que hacer un gol de gran pegada con su pierna izquierda. Messi celebró con sus compañeros y, cuando quedó solo, se quitó su camiseta y mostró la 10 de Newell’s Old Boys que utilizó Maradona. Miró hacia el cielo y puso sus manos en la misma forma en la Diego celebraba un gol con esa camiseta.

Messi hizo ese homenaje en su celebración a Maradona porque, cuando tenía seis, años su papá lo llevó al estadio de Newell’s el día que debutó el ‘Pelusa’ con ‘La Lepra’.

¡Qué mejor homenaje para Maradona que ser invitado de lujo al Camp Nou y ver jugar al mejor jugador del mundo! Sin lugar a dudas, el Messi del fin de semana se volvió a vestir de mago para darle a Maradona un sentido homenaje, desde lo más profundo de su ser y para deleite de los amantes del fútbol y del Barcelona.

Por: Mauricio León