¿Empezar a surfear? La Liga de Surf

Toda la humanidad debería surfear. Sí, conectándose con el medio ambiente y con lo más esencial de la vida, el agua… ¡y qué saludable que es la de mar!

Por Hugo González Chalela *

El poder del océano y la extraordinaria energía que proviene de una ola marina, producen una sensación indescriptible y única, por eso se dice que “sólo un surfista entiende el sentimiento”.

 

Somos agua, nuestra piel es suave y sensible como la de un delfín y la consistencia de nuestra sangre se asimila a la del agua de mar. Tenemos una inmensa afinidad con el océano; cuando lo descubrimos, sentimos que pertenecemos a él, nos llenamos de paz y de alegría, de pura vida.

 

Lo primero que te produce surfear es una gigantesca sonrisa e inmensurable satisfacción. Recuerdo particularmente la euforia, los gritos de emoción y las expresiones de agradecimiento de un modesto joven de veinti tantos años, bogotano que soñaba con surfear (a quien inicié en su primera ola, otra historia para contar), y ni qué decir de los niños, adolescentes y los padres que se le apuntan al surf… invaluable experiencia para ellos y para mí.

Surfer: Benicio Glatigny. Coach: Hugo González Chalela. Foto: Marc Glatigny.
Surfer: Ty Richardson. Foto: Nico Palacios @shootingdownthebarrel

En el mar todo se disuelve.  Cuando surfeas tu primera ola, todo lo demás queda atrás, adiós problemas y preocupaciones, esto es pura diversión. La madre naturaleza te abraza el alma y te regala su poder y su inigualable energía. Una ola marina es eso, pura energía que se desplaza a través de la superficie del agua. ¿Te podrás imaginar lo que se siente? ¡No! Tienes que probarlo, es una sensación inexplicable.  El surf sana, renueva, limpia y alimenta el espíritu.

No importa tu destreza, nunca es tarde para empezar a surfear. El único que gana en este deporte eres tú. Acosté a mi madre, a sus 77 años, por primera vez sobre mi tabla de surf y fueron solo carcajadas para ambos y una enorme bendición para mí. Cada ola te transporta a la mejor edad, a la de la felicidad, a la de la ilusión, inmediatamente querrás repetir y volver a sentir otra ola más.  El surf engancha, pero de la mejor manera porque oxigena, rejuvenece, desestresa y alegra la vida.

Surfer: Maurice Lemaitre Foto: @andresespinosa1030
Surfer: Haward Gómez. Playa de Las Velas, Cartagena de Indias, Colombia. Foto: Andrés Espinosa. Enero de 2021.

El mejor surfista es él que más se divierte en el agua (como se plasmó en la primera entrega de La Liga de Surf), eso es así.  No tienes que demostrarle nada a nadie, solo vas a sentir y a gozar; vas a sentir algo que es muy difícil de explicar y que solo tú entenderás cuando corras tu primera ola. 

Surfer: Jota Uparela. Playa de Las Velas, Cartagena de Indias, Colombia, 1 de febrero de 2021. Foto: @andresespinosa1030
Surfer: Gustavo De Rosa. Playa del Hotel Hilton, Cartagena, Colombia. Foto: @vivianasafephotograph

Llevo 40 años surfeando y espero surfear otros 40 más porque el surf, sobre todas las cosas, también es un deporte de fe y de esperanza, de esperar la próxima ola con la ilusión de que la siguiente será tan buena o mejor que la anterior, de caerse y levantarse, de superarse, de reir y de compartir, como una metáfora de la vida.  El surfing no aburre, como tu mejor canción o tu más profundo amor, por eso todo el mundo debería surfear.

Son las 5:15 a.m., me encuentro escribiendo esta nota, termino y me voy a surfear, ¡amén! Dios presente en tí, en el cielo, en la tierra y definitivamente, en las maravillosas olas del mar.  ¡Anímate y descubre este extraordinario sentimiento!

A todos recomiendo este excelente documental para compartir en familia: FISH PEOPLE: 

*Para todo lo relacionado con este deporte, no dudes en contactarme:

@surfing_cartagena

WhatsApp +57 310 883 4028

OHANA SURF SCHOOL

Hugo González Chalela

Surfing Coach