Francia pasó un susto pero terminó goleando

Remontada con tres goles de cabeza

Cuatro de los últimos cinco campeones mundiales vigentes, incluyendo los últimos tres, han quedado eliminados en la primera ronda del siguiente torneo orbital. Esa fenómeno empezó con Francia, que no superó la fase de grupos en 2002 habiendo ganado el Mundial de 1998.

Pues ese fantasma parecía tomar vida en el estadio Al Janoub en el cierre de esta jornada de martes en Catar 2022. Justamente Francia, vigente campeona orbital, empezó perdiendo contra Australia, un equipo relativamente competitivo pero claramente inferior en palmarés y plantilla.

En el minuto 9, Craig Goodwin abrió el marcador con un zurdazo alto apareciendo por sorpresa en el segundo sector para capitalizar un centro rasante enviado por Mathew Leckie desde la banda izquierda. Para colmo de males, en esa jugada del gol Lucas Hernández se lesionó la rodilla. Cabe recordar que los franceses tuvieron muchas bajas por problemas físicos en su convocatoria, incluyendo la de Karim Benzema.

Pero ese disparo del gol fue el único que los oceánicos hicieron al arco en todo el partido. Francia, sabiéndose superior, se sobrepuso a la adversidad y plasmó en la cancha su categoría, yéndose al descanso arriba en el marcador.

En el minuto 27, Theo Hernández, que reemplazó a su hermano mayor como lateral izquierdo, envió un centro al área que fue bien conectado de cabeza por el volante Adrien Rabiot para poner el empate.

Cinco minutos después, el mismo Rabiot, que ha sido muy cuestionado por la prensa francesa, recuperó la pelota en campo rival, hizo una pared con Kylian Mbappé y le dio una precisa asistencia a Olivier Giroud. El delantero, que es zurdo, anotó el gol de la remontada con un toque de derecha.

En el segundo tiempo, Francia siguió de largo con otras dos anotaciones. Con perfil cambiado, jugando por la banda derecha, el zurdo Ousmane Dembélé envió un centro al corazón del área, y Kylian Mbappé marcó el tercero con un cabezazo saltando en medio de los espigados defensas centrales australianos.

La goleada fue sellada por Giroud, que debutó con doblete en Catar 2022 luego de haber sido campeón en Rusia 2018 siendo el centrodelantero titular sin hacer ni un solo tiro al arco en siete juegos. Mbappé ganó la línea de fondo con su velocidad por la banda izquierda y envió un centro al segundo sector para que el delantero del Milan le diera a Francia su tercer gol de cabeza en este partido.

Por otra parte, aunque no haya figurado con goles ni asistencias, el desempeño de Antoine Griezmann fue muy bueno. Jugando más retrasado, casi como un volante de creación, generó seis opciones de gol, más que cualquier otro jugador en lo que va del Mundial.

Debido a que Dinamarca y Túnez habían empatado, los dirigidos por Didier Deschamps son los líderes únicos del grupo D con tres puntos. En la segunda fecha jugarán contra los daneses, que les ganaron dos veces este año en la Liga de Naciones de la Uefa.