La promesa colombiana del BMX masculino

Esperanza del deporte bogotano

Juan Pablo Chaparro fue subcampeón sub-23 de la cuarta válida del circuito de Copas Mundo UCI BMX Supercross, que se realizó en Bogotá. Además del apoyo de su familia, el colombiano cuenta con el respaldo de la fundación W-Élite, GW Bicycles y un equipo estadounidense llamado Sprocket.

La buena noticia de Chaparro pasó relativamente desapercibida porque las luces apuntaron a la categoría élite, especialmente a la gran campeona Mariana Pajón, cuya figura adquiere una relevancia especial porque se acercan los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, es notable la figuración del joven bogotano. Luego de una caída que lo dejó por fuera de la disputa por las medallas el sábado en la tercera válida, el domingo encontró revancha en la cuarta. Un destacado segundo lugar fue justa recompensa a su preparación y desempeño.

Se debe ponderar que Juan Pablo apenas tiene 17 años, y fue segundo en una categoría que permite deportistas de hasta 23. De hecho, quien resultó ganador ambos días, el japonés Asuma Nakai, cumplirá 22 años este mes. En las pruebas juveniles 4 o 5 años de diferencia representan una enorme desventaja para el menor; aun así Chaparro se las arregló para ser subcampeón.

Chaparro luce orgulloso de su figuración en Bogotá en el segundo lugar del podio.

“Fue una carrera internacional, muy dura, de mucho nivel, con grandes competidores; así que este resultado es una alegría enorme para alguien tan joven como yo”, le dijo Chaparro a Revista La Liga.

Este bogotano empezó a practicar bicicrós a los cuatro años, y cuatro años lleva en la alta competencia de esta práctica deportiva. En este tiempo ha ganado títulos nacionales y continentales, y llegó a ser séptimo en el Campeonato Mundial, lo cual le augura un promisorio futuro.

Su enfoque en el deporte es tan profundo que aceleró sus estudios colegiales para graduarse del bachillerato con 15 años. De momento alterna los entrenamientos y las carreras con clases de inglés. Aunque quiere ser abogado, ahora el único derecho en su vida es el camino al éxito, que está lleno de peraltes y de victorias.