Cierre de oro para Colombia en los Juegos Bolivarianos

La delegación colombiana conquistó el medallero general

Colombia tuvo un cierre de oro -literalmente- de los Juegos Bolivarianos de Valledupar 2022. Antes de una bella ceremonia de clausura, la delegación nacional obtuvo 19 medallas doradas en el último día de actividades. Curiosamente, fueron la misma cantidad de oros obtenidos el día anterior

Las disciplinas más rentables fueron las dos que se roban la atención en esta clase de eventos multideportivos, el atletismo y la natación. En el deporte base se ganaron dos pruebas en las dos ramas, masculina y femenina; los 800 metros, con Jelssin Robledo y Rosangélica Escobar, y los relevos 4×400.

En natación se conquistaron la prueba de relevos mixtos combinados 4×100 y tres competiciones individuales: los 50 metros libre femeninos con Sirena Rowe, y los 200 metros mariposa en ambas ramas, en mujeres con Karen Durango y en hombres con Esnaider Reales.

Karen Durango fue la reina de los Juegos Bolivarianos. La nadadora colombiana fue la persona que más medallas ganó, once, y cinco de ellas fueron de oro, siendo la mujer con más primeros lugares.

Otro deporte con buena cosecha para Colombia fue el taekwondo. En poomsae se ganó un oro, en la competencia libre por equipos mixtos, y en kyorugi se lograron dos. Miguel Trejos conquistó la categoría de 68 a 80 kilogramos y Gloria Mosquera, la de +67 Kg. La otra presea dorada en deportes de combate la puso Óscar Trigueros, en lucha, estilo libre, categoría 57 kilos.

El tenis también dejó un balance favorable en el último día, pues concluyeron dos competiciones, las individuales, y en ambas se obtuvo al título. Yuliana Lizarazo y Juan Sebastián Gómez fueron los campeones bolivarianos.

Las otras tres medallas doradas se lograron en pruebas de conjunto. Los ganadores fueron los equipos femeninos de voleibol, que fue categoría sub-23, y de baloncesto, y el equipo mixto de triatlón.

Al término de las competencias deportivas, la plaza Alfonso López acogió una espectacular ceremonia de clausura en la que se apagó el fuego bolivariano con el festejo del público local, que quedó maravillado con la descomunal actuación de los deportistas colombianos. Los representantes nacionales no solo conquistaron el medallero general por tercera vez consecutiva, sino que lo hicieron con una ventaja muy amplia sobre las otras delegaciones.