La insólita mano que clasificó al City

Es el segundo club inglés en semifinales

El Manchester City era el claro favorito para ganar la serie de cuartos de final de la Uefa Champions League contra el Borussia Dortmund. Sin embargo, los alemanes se fueron al descanso del partido de vuelta con la ventaja. Fue ahí cuando apareció Emre Can para darle una mano -literalmente- al equipo de Josep Guardiola.

Tras haber ganado como local por 2-1 el partido de ida, el City recibió un duro golpe por parte de Jude Bellingham, joven volante del Dortmund, quien abrió el marcador en el juego de vuelta. Con la serie 2-2, los ‘ciudadanos’ quedaban eliminados por el gol de su rival como visitante.

El City estaba muy complicado, hasta que a los nueve minutos del segundo tiempo llegó una insólita acción de Emre Can. El volante alemán cometió una mano al extender su brazo de forma antinatural, ampliando considerablemente el volumen de su cuerpo. En su esfuerzo por rechazar la pelota, esta pegó primero en su cabeza, pero luego rebotó en su extremidad superior. El árbitro sancionó penalti, y el chequeo del VAR le dio la razón al juez central.

Al cobro fue el argelino Riyad Mahrez, quien empató el partido y le dio al equipo de Manchester la ventaja en la serie. Minutos después Phil Foden puso el 1-2 con un potente zurdazo de media distancia que aseguró el paso del City a semifinales, ya que al Dortmund le quedaban quince minutos para anotar tres goles, y no pudo meter ni uno.

En semifinales, el equipo dirigido por Josep Guardiola, que está muy cerca de ganar la Premier League, se enfrentará al Paris Saint-Germain, que eliminó al Bayern Munchen.